martes, 5 de diciembre de 2017

Luz de la cocina




Ella se fue. Se fue para siempre.
Se desviste en silencio, se acuesta. Pone en hora el reloj para levantarse mañana, la vida sigue, aunque no la de ella.
Está solo.
Ve que olvidó apagar la luz de la cocina, la claridad le llega desde el pasillo. Ella siempre recordaba apagar las luces.
Recostado en la penumbra, siente el click de la llave de luz, y se sumerge en la oscuridad.



No hay comentarios:

Publicar un comentario